Connect with us

Actualidad

EXTREMADURA Y CACEREÑO, AMIGOS DESDE SIEMPRE

EXTREMADURA Y CACEREÑO, AMIGOS DESDE SIEMPRE

En 1924 se funda la Federación Extremeña de Fútbol. En su creación intervienen varios equipos extremeños, entre ellos el Deportivo Cacereño y el Extremadura. Entre los cargos directivos están Lorenzo Alcáraz, del Cacereño, que presidirá la nueva institución, y Manuel Díaz, del Extremadura, que hará las funciones de Contador en el nuevo organismo del futbol regional.


A partir de ese momento ambos equipos comienzan a disputar encuentros a lo largo de los años. Curiosamente el primer encuentro que tienen que jugar ambos equipos fue en 1924. El Extremadura no se presentó en Cáceres y se le dio el partido por perdido; la vuelta se resolvió en Almendralejo con un rotundo 0-6 a favor del Deportivo Cáceres, que era el nombre del club en aquellas fechas.


Hasta la temporada 1935-1936, por diversas circunstancias, ambos equipos no se vuelven a enfrentar en competición oficial. El 10 de noviembre de 1935, el Extremadura vencía en Almendralejo por 2-0 al entonces Atlético de Cáceres. En la vuelta el equipo cacereño venció por 3-2.
No volverían a enfrentarse ya hasta la temporada 1953-54, en tercera división. En la jornada séptima del campeonato. Esa temporada ambos equipos se disputaban el ascenso a Segunda División. Eran los dos equipos “gallitos” del grupo IV. En primera instancia en Cáceres, el Extremadura perdía por 2-0, mientras que en Almendralejo el equipo azulgrana vencía por 4-1. Al finalizar la temporada el Extremadura ascendía a Segunda y el Cacereño, que había quedado en segundo lugar a tan solo un punto, jugaba la liguilla de ascenso a segunda.


CRÓNICA DEL PARTIDO DE LA TEMPORADA 1935 (12 DE NOVIEMBRE DE 1935)


Con amenaza de lluvia apareció el cielo por la mañana, temiéndose desde el principio la anulación del match. No obstante, a mediodía despejó un poco y lució el sol durante toda la tarde, aunque el aire frío y violento se opuso al mejor lucimiento del encuentro. La afición sigue respondiendo a los sacrificios del Extremadura y el campo de Santa Elvira se vio, como en domingos anteriores, abarrotado de una numerosa concurrencia.
A la hora anunciada alineó a los equipos el señor Galvez de la siguiente forma:

Extremadura: Merino; Tomás, Pío; Boyaho, Niño y Luca; La Moto, Angelito, Blas, Gómez y Polo.
Athlétic Cacereño: Angelín; Domingo y Guardiola; Medina Vivas, Antoñito; Gutiérrez, Darío Reja, Chorre y Galapero.


Si decimos antes de seguir adelante que este encuentro merece escasísimo espacio de crítica habremos demostrado a ambos equipos que lo que allí se vio no fue fútbol Este no fue sustituido tampoco por la violencia ni mucho menos, sino por la parsimonia, por la ineptitud. De vez en cuando y muy de tarde en tarde, algunos de los “onces” ligaba unas jugadas sin mucha cohesión y, por tanto, sin eficacia. Luego peloteo insulso de un terreno a otro y esfuerzos individuales que se deshacían ante el ímpetu también individual de un equipo contrario. Eligió campo el Cáceres a favor del sol y sacó el Extremadura avanzando rápido. Balones de tanteo sucedió a esta arrancada y luego el Athlétic llegaba hasta los dominios de Merino que salva la situación como él sabe. A los quince minutos surge el primer gol como resultas de un córner tirado al equipo forastero que Angelito aprovecha para marcar.

No se animan ambos bandos, ni para la ofensiva ni para persistir en el ataque. Juego atropellado con algunas fases de muy pobre emoción y así un minuto y otro hasta llegar a los cuarenta y cinco del primer tiempo que ha sido en conjunto frío como el temporal e insulso hasta la exageración. Para el Extremadura es muy poco un tanto y sin embargo es suficiente para el comportamiento del Athlétic.


Reanudado el encuentro surgió un mayor brío en todas las filas que dio como resultado un mayor participación decidida de los veintidós jugadores, exceptuando a Merino que no ha hecho en los noventas minutos de juego más que unas seis paradas, sin duda por falta de chutadores en la avanzada cacereña, falta sensible de que adolece también nuestro equipo. Blas algo tocado y muy vigilado, no pudo sacar del encuentro lo que esperaba. AI lanzar un golpe franco el Niño los equipiers de ambos grupos se aglomeran ante Angelín y el balón rápido y rasero se coló por el ángulo, besando la red. Coraje en los de Cáceres, alguna seguridad en los contraataques en el equipo local y así hasta el final, sin nada sobresaliente.
Los equipos como conjunto han jugado muy poco. Pío y Tomás en la defensa roja, insuperables en rivalidad con Domingo y Guardiola, la que del Athlétic fueron los mejores. El extremo derecha de este equipo totalmente nulo. Boyaho, trabajador al igual que Niño y Blas. El árbitro acertado salvo unas ligerezas de poca importancia, sobre todo en los offsides.

Relacionadas

Más en Actualidad

EUD Radio no está en directo ahora mismo.
Escuchar programas anteriores.